Libros: El Mar en llamas, de Alberto Vázquez Figueroa

Continuando con el relato de buenos libros para esta Navidad, es imposible no caer en la tentación de traer alguno escrito por Alberto Vázquez Figueroa, del que atesoro varias obras, concretamente El mar en llamas – del que hoy hablaremos -, Piratas, y Negreros – que será mi próxima lectura -.

El autor, nacido en 1936, ve su vida marcada por la Guerra Civil, siendo su padre y su tío encarcelados o deportados. En 1949 fallece su madre y es enviado con sus tíos al Sáhara, donde pasa su infancia y adolescencia. **

Periodista, corresponsal para diferentes medios tales como La Vanguardia o Televisión Española lo que le permite compaginar sus grandes pasiones (la literatura, la aventura, los viajes…) y hacer de ellas su modo de vida. **

Cuando la plataforma petrolera Deepwater Horizon estalló en el Golfo de México vertiendo millones de litros de crudo al mar, y protagonizó la mayor tragedia medioambiental de la historia, todos creyeron que fue un terrible accidente. Sin embargo, una joven llamada Salima acudirá a Asdrúbal Valladares, un antiguo escritor de grandes éxitos literarios, para enseñarle tres fotografías que parecen demostrar lo contrario.

 Ambientado en Centroamérica, zona que tiene una importancia reseñable en varias obras de Vázquez Figueroa, se nos presenta una suerte de thriller conspiranoico, con unos giros narrativos casi inesperados, que nos harán mantener la lectura hasta la última página, las horas de disfrute de la lectura están casi aseguradas. 

Podríamos categorizar este libro como ‘low cost’ dado su reducido precio – escasos 5 euros – no obstante, no podemos dejarlos llevar de su precio, ya que en el interior se nos ofrece un apasionante relato que nos traslada a un escenario apocalíptico que trasciende de la celulosa, yaque el propio autor lo configura como una sutil crítica a las actividades de prospección petrolífera y otras que se caractericen por poner en riesgo el medio ambiente, y, en última instancia a nosotros y a las generaciones futuras. 

Precio: 5€ papel / 3-4€ eBook (varía según librería)


** Extracto de la biografía publicada en “El mar en llamas”

Anuncios

Smile.ong, Afrocanarias-Diakhase y Kutembea na Tanzania, beneficiarias del @Bioagaete 2017

El festival Bio@gaete Cultural Solidario, que en su séptima edición de 2017 se celebrará los días 17, 18, 19 y 20 de agosto en la Villa de Agaete, destinará los beneficios del evento a las asociaciones Smile.ong, Afrocanarias-Diakhase y Kutembea na Tanzania, tres entidades que apuestan por la educación y la atención especializada como la vía para el cambio y transformación de las realidades sociales, tal y como ha informado la asociación impulsora del mismo.

presentadoras_escenario_principal_20160902_1934974763

Al mismo tiempo, la asociación destinará, a partir de este año, una parte de las aportaciones recibidas durante el festival a paliar las necesidades materiales de las y los estudiantes del municipio de Agaete, las cuales se han acentuado con la mermada inversión en educación de los últimos años. La decisión se basa en la preocupante realidad del municipio como son el alto porcentaje de desempleo, baja cualificación profesional, escasa motivación para emprender y el alto índice de abandono escolar.

Por ello, la asociación Bio@gaete Cultural Solidario asume de esta manera su compromiso en favor del desarrollo de la comunidad y el entorno en el que se inserta su actividad social.

El Festival Bio@gaete Cultural Solidario es el mayor evento anual celebrado por la Asociación Sociocultural Bio@gaete Cultural Solidario, constituyendo su principal vehículo de trabajo para el cumplimiento de sus objetivos. Incluye actividades centradas en sus diferentes ámbitos de actuación con la finalidad de sensibilizar y apoyar causas medioambientales, culturales, deportivas y sociales.

Las entidades sociales beneficiarias y sus proyectos. Los beneficios que se obtengan del evento se distribuirán entre los proyectos educativos que desarrollan las tres entidades seleccionadas; un hecho histórico para esta joven organización que, en pocos años, se ha perfilado como una referencia en el mundo de la solidaridad y la sostenibilidad medioambiental.

Smile.ong es una organización canaria que busca el cambio y modernización de la educación actual en los centros educativos. Uno de sus grandes aportes está en la prevención y erradicación de las expulsiones como “medida educativa”, cuando un estudiante comete faltas de conducta.

Además, fomenta la formación cultural y educativa a niños, niñas y jóvenes para suplir sus necesidades tanto en el ámbito social, como familiar, personal, laboral y de tiempo libre. Para conseguirlo, brinda asesoramiento legal a diferentes colectivos en riesgo o en exclusión social, atención psico-social a personas víctimas de discriminación o vulnerabilidad, entre otras actuaciones.

El proyecto “Rehabilitación y acondicionamiento de la escuela de Guacc Gueye”, ubicado en una zona rural del departamento de Bambey, en la República de Senegal, beneficiará a más de cien niños y niñas que viven en situación de extrema pobreza y no disponen de las condiciones básicas para su escolarización y acceso a la educación. A través de la Asociación Intercultural Afrocanarias- Diakhase se canalizará la ayuda para arreglar la infraestructura de la escuela (techo, suelo, instalación de ventanas y pintura).

Que los niños y niñas del lugar puedan acceder a una escuela, significa para ellos la única oportunidad de aprender a leer y escribir, de adquirir los mínimos conocimientos para el desarrollo de sus vidas de personas adultas; de evitar ser explotados laboralmente desde temprana edad y el analfabetismo y sus consecuencias y la falta de oportunidades laborales en el futuro.

COLABORA CON EL FESTIVAL BIO@GAETE CULTURAL SOLIDARIO

La diferencia entre hablar canario y hablar mal

Al igual que el comentario anterior, el contenido de éste ya lo he tratado en ocasiones anteriores, aunque no desde éste punto de vista. Ya les he hablado de la ignorancia de algunos sobre nuestra forma de hablar, esa clásica creencia de que hablamos mal. Pero, como en todo, también hay otra cara de la moneda, aquellos que hablan manifiestamente mal pero lo consideran ‘hablar canario’.

Hace unos días, de forma totalmente casual, encontré éste blog en el que se enumeran una serie de expresiones supuestamente canarias, sinceramente canarias, veámoslas, considerando ‘hablar canario’ aquellas palabras o expresiones que tienen algún origen histórico, y no las hemos inventado porque si, en el vulgarismo colectivo – adaptación propia del ‘inconsciente colectivo – de la sociedad canaria.

El canario no concierta una cita con sus amistades – queda pa echarse unas risas

Nada más vulgar y peor dicho que eso.

El canario no acaricia – el solo soba

La palabra sobar proviene y es usada en el castellano actual, por lo cual no es ningún rasgo canario.

El canario no molesta – solo es un pejiguera

El canario no te golpea – te suelta un ¡guantaso tuu!

¿’tuu’? Nada más que añadir. Guantazo, que no ‘guantaso’ – una cosa es como pronunciemos y otra como lo escribamos – no tiene nada de canario, es una palabra más del castellano común.

El canario no tiene amantes – solo tiene dos o tres pivitas

Debido a nuestras raíces y relaciones con américa latina, se puede hacer uso de la palabra ‘pibe/a’, con ‘b’ en cualquier caso no con ‘v’.

El canario no se larga del lugar – solo se raja

¿Qué añadir?

El canario no tiene casa – solo tiene chosasoo

Para mi, palabra vulgar. No obstante, al hacer referencia al hogar puede considerarse proveniente de “refugio de ramaje o piedra que se construía tanto a la intemperie en zonas montañosas como en los sotos, baldíos o dehesas de los campos, y que era utilizado por pastores y agricultores para pernoctar junto al rebaño o protegerse de las inclemencias del tiempo, durante las labores campesinas (RAE)” de ser así, hablaríamos de ‘chozo’ y no ‘choso’ y mucho menos ‘chosaso’.

Relacionando éste comentario con el anterior, no hay duda de que la sociedad canaria – generalmente joven, inmersa en un estado de involución permanente, nefastamente alimentada por destructivos programas de televisión, y por otros tantos contenidos que pueden visualizarse a través de internet – ya no sólo estropea guaguas sino que también deshacer nuestra forma de hablar, tan correcta con otra, para sustituirla por un lenguaje que ellos llaman ‘hablar canario’ y que no es más que fruto de la ignorancia en la que voluntariamente se han sumido, y hacia la que también han arrastrado al archipiélago a vista del exterior, donde en muchos casos se nos considera que hablamos mal, y es cierto que lo hacemos, pero no cuando usamos nuestra verdadera habla canaria sino como dejamos que los ignorantes – los voluntarios, ojo, no aquellos que no han tenido opción a más – sean nuestra bandera.

Guaguas Municipales, ¿O quizá ‘autobuses’?

Volvió a ocurrir. A sólo unos días de celebrar el día de nuestra comunidad autónoma, nos encontramos con un nuevo episodio de desprecio a nuestra forma de hablar.

Me refiero al nuevo spot de Guaguas Municipales, en él se nos presente a “El Chófer”, todo ello – deduzco por lo que se muestra en el vídeo – con el fin de presentar el nuevo uniforme de éstos trabajadores de la empresa municipal de transporte, pero el tema no está ahí – que también, por eso de gastar dinero público de ésta forma, pero no voy a hablar de ello en éste momento – sino en el propio vídeo.

Nada más empezar nos encontramos con una voz en off (esa que nos habla, pero que no vemos) con un claro acento peninsular, para continuar con el saludo de un chófer que, si se ha intentado que parezca canario, no han conseguido sino que aparezca sudamericano (y miren que tenemos cosas en común con ellos, pero no tantas).

Por supuesto, sobra decir que no tengo absolutamente ningún tipo de animadversión hacia el acento penínsular, y mucho menos al de las distintas zonas del sur de América, lo que si me molesta es que se haga uso de ellos para ilustrar un spot, como si nuestra forma de hablar no fuese válida

Aquí llegamos al viejo argumento – o casi mejor, falacia – de “es que los canarios hablamos mal”. No voy a negar que existen determinadas personas en la sociedad isleña; bien sea por razones de índole social o por pura ignorancia – entiéndase aquí la juventud – no obstante, ello ni es ni puede ser óbice para meter en el mismo saco a todos los que aquí habitamos. 

Sigamos avergonzándonos, usando el vosotros o diciendo bus en vez de guagua, y el lunes, a celebrar el Día Canarias, con una buena dosis de hipocresía, en vena.  

Ya va siendo hora (II)

No seré yo quien defienda a ultranza la forma de hablar de algunos habitantes de éstas islas, la cual dista mucho no sólo de ser la forma de hablar canaria sino que, directamente no es ni siquiera una forma correcta de hacerlo, pero si defenderé, nuestra habla canaria.

En alguna ocasión anterior ya he comentado éste tema, y nuevamente tengo que volver a hacerlo, no es otro que el maltrato hacia nuestra forma de hablar. Es decepcionante ver como paulatinamente los propios canarios desprecian nuestra forma de hablar, la forma correcta de hacerlo, insisto en ello ya que muchos dicen que hablo canario cuando realmente no hacen más que hablar rematadamente mal. Y lo peor de todo es ver como nuestro propio Gobierno de Canarias, si, un gobierno nacionalista, también desprecia lo nuestro.

Canarias 1500 kms de costa es un reportaje del Gobierno de Canarias, rodado en Gran Canaria y centrado en la prevención de riesgos en nuestra costa. El mismo tiene una voz en off, y adivinen que acento tiene, canario ya les digo que no. 

Pero la cosa no acaba ahí, un tiempo antes, el gobierno autonómico elaboró un vídeo de presentación del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 1-1-2 y, nuevamente, desde el segundo 15 ya hablan con acento de algún lugar por encima de Gibraltar. Pero, sin lugar a dudas, otro punto que me hace rabiar es eso de “ya está preparada la vía para vuestra llegada” .

En éste caso, me da rabia pero no me sorprende en absoluto, ya lo he comentado con anterioridad, la debacle en nuestra forma de hablar es más que patente. Créanme, que a veces, y sólo a veces, pienso que la sociedad canaria cree que por allá arriba hablan mejor que por aquí abajo.

Del lado…de la pantalla

Para empezar tengo que reconocer que soy bastante escéptico con el cine y las series hechas en Canarias. Las hay muy buenas, por supuesto, pero la gran mayoría se centran en nuestra en nuestra idiosincrasia, mostrando espectáculos lamentablemente exagerados sobre nuestro acento o nuestras costumbres, llegando a un extremo donde se deforma totalmente lo nuestro y se llega lo particular de determinados colectivos de las islas. Ese es el caso de ‘Del lado del verano’, película de la grancanaria Antonia San Juan, donde la actriz y directora hace una excelente crítica de parte de la sociedad canaria.

No es una película nueva, desde luego, el rodaje tuvo lugar en 2012, pero hasta ayer no la había visto. Reconozco que empecé a verla cuando la emitió Televisión Canaria, hace algún tiempo, pero ese mare magnum de tópicos con los que da comienzo me impidió continuar. Craso error.

La intención de San Juan con el film es más que correcta, mostrar esa parte de la sociedad canaria quizá anclada en el pasado, con escasa formación y de barrios populares. No obstante, la cantidad de tópicos y elementos a mostrar contrasta con la poca duración de la película, 100 minutos, lo que hace que no pueda calar en el espectador todo aquello que se pretendía, ya que apenas se da tregua para interiorizar un conflicto cuando aparece otro, y otro, y otro, teniendo muy poca conexión entre si en algunos casos.

Por el contrario, y como punto a favor, no cabe duda que se agradece su rodaje íntegro en Gran Canaria, con desarrollo de la acción principal en la calle Tobaldo Power, del barrio de Schamann, en Las Palmas de Gran Canaria y otras localizaciones dentro de la ciudad tal como el Complejo Materno-Insular, el Hiperdino de Rafael Cabrera, el cementerio de Vegueta (Cementerio de Las Palmas), La Puntilla en Las Canteras y otras tantas en zonas de la isla como Maspalomas o Puerto de Mogán. Cierto es que se hecha en falta una mayor importantancia de las localizaciones en la trama y no como forma de publicitar a empresas varias.

En definitiva, una excelente trama, en la que Antonia San Juan ha querido (y sabido) plasmar la forma de ser de parte de nuestra sociedad, en la que a buen seguro ella, como otros muchos, han vivido,  con el punto negativo de que su corta duración impide que los espectadores nos hagamos una idea de la dimensión que ésta tiene.

El interés del acento

Hace 5 años, una conocida empresa de productos para el desayuno emitía un anuncio protagonizado por Yahel Peña, un niño canario de 10 años que contaba en el spot su afición por el surf. Rápidamente no tardaron en surgir comentarios cuanto menos injustos sobre su acento. Que decían que necesitaba un logopeda, sí, ellos, los de “la dije” por “le dije”los únicos hispanohablantes que usan el ‘vosotros, si ya lo decía una expresión, esa que habla de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

En 2010 los canarios hablábamos mal, insisto tiene gracia que lo critiquen ellos especialmente, algunos incluso seguiremos hablando incorrectamente, somos africanos o moros como he tenido ocasión de leer pero claro, con la música y el fútbol hemos topado. Llega Efecto Pasillo – el grupo grancanario que se está perfilando como uno de los grupos de música en español más conocidos a nivel internacional – y entonces las letras de sus canciones, con su perfecto acento canario se entienden perfectamente, no necesitan un logopeda y, por supuesto, ya no son moros, son españoles.

Y que decir cuando nos vamos al fútbol, entonces Vitolo también es español, claro, y Silva, y Pedro Rodríguez, claro. Y lo más curioso de la historia es que realmente, la culpa no es de ellos, sino nuestra. CONTINUARÁ.