Archivo de la categoría: Cultura

Nueva edición de la muestra-certamen “Sin re-cortes en corto” organizada por el CEP Gran Canaria Noroeste

El IES Agaete Pepe Dámaso y el Centro del Profesorado Gran Canaria Noroeste organizan una nueva edición, la número siete, de la Muestra-Certamen de cine educativo “Sin re-cortes en corto” que 2019 estará dedicado al Patrimonio Cultural Inmaterial

Este evento, que se ha convertido en un referente en cine educativo en Gran Canaria pero que está abierto a todos los centros educativos públicos y centros ocupacionales de la Comunidad Autónoma está auspiciado por el Servicio de Innovación Educativa de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, a través del Centro del Profesorado Gran Canaria Noroeste (CEP), con la colaboración de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC), el Cabildo de Gran Canaria, la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria y los ayuntamientos de Agaete y Moya.

En su séptima edición, el certamen, que comenzó a desarrollarse en el IES Agaete Pepe Dámaso, tendrá como temática el Patrimonio Cultural Inmaterial. La inscripción al mismo, que tiene carácter gratuito, se encuentra abierta desde el 8 de febrero y hasta el 22 de abril y se realizará de forma temática a través de la web habilitada al efecto, tanto para la fase de formación, que es opcional, como la de participación. 

La muestra-certamen estará compuesta por cuatro secciones:

  • Corto documental; con una duración de entre 5 y 15 minutos
  • Cortometraje; de entre 3 y 12 minutos
  • Booktrailer; entre 1,60 y 6 minutos
  • Microcorto; de duración no inferior a 1 minuto y 30 segundos y no superior a 2 minutos. 

Cada centro educativo podrá presentar a las diferentes secciones cuanto material audiovisual consideren, con el único requisito de haber sido producido durante el presente curso escolar (2018-2019) y no tener en su contenido imágenes “que sean violentas, denigrantes, vejatorias o insultantes, o que por cualquier motivo no inherente a la narración, puedan herir la sensibilidad del espectador” como se indica desde la organización. 

En cuanto a la temática, el contenido deberá guardar relación con el Patrimonio Cultural Inmaterial, referente o no Canarias, entendido como “prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos de generación en generación”.

PROYECCIÓN DE LAS OBRAS PRESENTADAS Y ENTREGA DE PREMIOS

La proyección de las obras presentadas a esta edición tendrá lugar en la semana del 20 al 24 de mayo en el Centro Cultural de la Villa de Moya (C/. El charco, 2) en horario de 10:00 a 13:00 horas con entrada gratuita. 

El Huerto de Las Flores, en Agaete, acogerá una edición más el acto de entrega de premios que se celebrará el viernes 24 de mayo a las 20:30 horas. 

En lo que a los premios se refiere las secciones cortometraje y corto documental están dotadas de primer y segundo premio, con 400 y 300€, respectivamente y para material escolar así como un diploma acreditativo. 

Por su parte, las secciones microcorto y BookTrailer dispondrán de premio único con 300€ para material audiovisual y un diploma acreditativo. 

En las cuatro secciones se contará, igualmente con un premio a mejor cartel, con una dotación económica de 150€ y diploma acreditativo. 

Por otra parte se recoge el reconocimiento por la igualdad, dotado con un premio de 400€ en material audiovisual y otorgado por la Consejería de Igualdad y Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria y que será entregado a la obra que sepa plasmar de la forma más adecuada el igualitario trato interpersonal.

Toda la información detallada al respecto puede consultarse en la página web del CEP Gran Canaria Noroeste.

Anuncios

Libros: los Pilares de la Tierra, de Ken Follett (última entrada)

Aunque a priori pueda parecer sencillo, publicar estas seis entradas ha sido bastante más arduo de lo que imaginaba. No por una cuestión de lectura o escritura, sino por tener que seleccionar tan solo seis ejemplares de mi biblioteca, entendiendo que estos sean los más recomendables y quedándose otros muchos en el tintero. 

No obstante, si que me ha servido para volver a ojear algunos libros que leí hace algún tiempo y cuyo repaso siempre es agradable para captar algún nuevo matiz de la historia, que aún siendo totalmente visible desde la primera ojeada, le da un sentido u otro a la lectura, según el momento y lugar en el que decidamos sumergirnos en sus páginas. Todo depende del cristal con el que se mire dice un buen refrán. 

Aunque, en la primera entrada aseguré que me centraría en textos poco conocidos, sería casi una frivolidad no terminar esta serie de entradas navideñas con todo un clásico de la literatura, Los Pilares de la Tierra.

No recuerdo cuando compré mi ejemplar, pero les puede asegurar que fue hace ya bastantes años. Por una cuestión u otra, leí unas decenas de páginas y lo guardé en una estantería, de donde lo rescaté las navidades pasadas para fascinarme por su contenido, “nada ocurre tal como se planea” comienza la introducción de la edición, redactada por el propio autor en enero de 1999, y nada más acertado para este caso. 

A decir verdad, su portada es toda una declaración de intenciones. Parte de una catedral, con sus correspondientes arcos ojivales y otra ornamentación propia de este tipo de construcciones. Podríamos verlo en un doble sentido, en primer lugar por la propia trama de la obra, centrada en la historia de Tom Builder, un constructor en paro que vaga junto a su familia por diferentes lugares de Inglaterra en busca de empleo, con el sueño de levantar una catedral. 

Por otra parte, podríamos verlo como una suerte de metáfora en torno a la propia novela, estructurada en seis partes  y unas nada desdeñables 1.359 páginas, que la configuran como una auténtica obra de arquitectura literaria digna de mención. 

Salvando las distancias históricas y de cualquier otro tipo que puedan existir, no pude evitar rememorar la historia de esta novela cuando leí la historia de la conocida como “Catedral de Justo”, que Justo Gallego – así es como se llama el “Tom Builder” español – construye desde hace 50 años en Medina del Campo (Madrid), por el gran paralelismo existente entre ambos personajes, el ficticio y el real, no solo por la labor de construcción en sí sino también por la obstinación de ambos con la construcción de lugar de culto de estas características. 

Contada la anécdota, y volviendo al tema que nos ocupa, en Los Pilares de la Tierra, Follett nos propone una amena lectura con contenido histórico, hay que destacar que se encuentra ambientada en el medievo, concretamente en el siglo XII, dentro del periodo conocido como Anarquía inglesa, un periodo de Guerra Civil entre Inglaterra y Normandía acaecido entre los años 1135 y 1153, debido a una crisis ocasionada por la sucesión del rey Guillermo Adelin, fallecido de forma accidental en un naufragio en el año 1120. No es mi intención hacer una contextualización histórica más amplia, por lo extenso que supondría, no obstante considero que eran necesarias estas líneas para poner en situación al lector. 

El texto nos narra la historia central desde los puntos de vista de diferentes personajes, tales como el prior Philip, el propio Tom y sus hijos Alfred y Martha o Aliena, la hija de un rey caído en desgracia tras ser destronado. Además, nos sitúa en escenarios diferentes al establecer tramas paralelas entre los personajes principales, lo cual hace aún más amena la lectura y nos permite profundizar en los propios personajes, huyendo – acertadamente en mi opinión – de presentarlos como planos o carentes de información que nos permitan acomodarnos en la narrativa.

Únicamente pondría como aspecto negativo la, en algunos momentos, falta de sinónimos en algunos adjetivos, quizá una técnica del propio escritor, aunque en este caso la vería como poco adecuada. Igualmente, cabe mencionar el ritmo lento que se da en algunos pasajes, dando detalles que pudieran ser prescindibles para la trama y aún así mantener personajes redondos.

En resumen, una buena opción para regalar, aún más si tenemos en cuenta que algunas páginas se desenvuelven en el norte de la Península, cuando Aliena va en busca de Alfred hasta Santiago de Compostela, y que combina novela histórica con lucha de clases y una adecuada radiografía de la sociedad estamental de la época, muy centrada en el estamento intermediario que era el clero pero con una gran completud, sin olvidar la clase campesina, la nobleza o la propia realeza.  

⇒ Detalles de mi ejemplar

  • Título (castellano): Los Pilares de la Tierra
  • Título original: The Pillars of the Earth
  • Autor: Ken Follett
  • Editorial: Debolsillo
  • Año de publicación: 1989 / de la traducción; 1990 / de la edición (15ª) mayo de 2006
  • Traducción: Rosa Vázquez
  • ISBN: 84-9759-290-5

 

 

 

 

 


Esta entrada es la última de la serie “Regala libros en Navidad”. 

Imagen de encabezado de pexels.com

Libros: las inquietudes de Shanti Andía, de Pío Baroja

Una ocasión más, continúo con algunos libros que puedan suponer un atractivo regalo para esta época navideña – y que continuaré hasta el próximo 3 de enero -. Como comenté al comenzar, es mi intención dar a este espacio un toque diferente, incluyendo propuestas poco usuales pero interesantes. 

Hoy, vengo con un clásico. Se trata de Las inquietudes de Shanti Andía, de Pío Baroja. Estamos ante una obra de gran recorrido, publicada en 1911, forma parte de la etapa más madura del autor de la Generación del 98. Se encuentra inserta en una trilogía, títulada El Mar, en la que podemos encontrar, como podemos deducir, una temática eminentemente marítima. 

Esta trilogía tiene unas características particulares, en tanto que está formada por cuatro títulos. A Las inquietudes de Shanti Andía, que se sitúa en el inicio, le siguen El laberinto de las sirenas, obra publicada en 1923 y Los pilotos de altura (publicado en 1929) y La estrella del capitán Chimista (publicado en 1930). Estas dos obras, que constituyen dos partes de un mismo relato, no obstante fueron publicadas con diferentes títulos. 

En la obra que nos ocupa, Pío Baroja esboza un recorrido por la vida de Shanti Andía, desde su nacimiento en Lúzuro, un imaginario pueblo de la costa norte de España y su desarrollo profesional como marino. 

Con grandes dosis de autobiografía, pues Baroja no solo nace en una ciudad como San Sebastián, muy vinculada al mar, sino que también cuenta con familiares con una enraizada tradición de trabajo en este ámbito. La lectura, estructurada en siete capítulos o libros nos permite ir, como ya comentamos, desde la génesis del autor – el título “infancia” del primer libro es una declaración de intenciones – hasta su vida adulta pasando por su juventud. 

He de reconocer que desconozco como llegó a mis manos el ejemplar del que dispongo. No era nuevo, eso seguro. Fue hace ya algunos cuando descubrí la edición de este clásico hecha por Cátedra (tercera edición, de 1980). Con su habitual y lúgubre pero a su vez elegante portada en negro con letras blancas y páginas amarilleadas, sin duda fruto de 38 años de trasiego y ojeo de sus 376 páginas. Incluido un apéndice a modo de epílogo con la transcripción de una nota localizada en un borrador de la obra encontrado en Itzea, la vivienda de los Baroja. 

En cualquier caso, una obra que tiene pendiente una segunda – y en muchos casos, obligatoria – lectura y que se puede configurar como un excelente regalo para estas fechas. 

 

Precio: 10-13€