Democracia

118 mesas y 61.216 electores en los municipios de la Junta Electoral de Zona de Guía

Absoluta normalidad en el inicio de la jornada electoral en la comarca norte-noroeste y oeste de Gran Canaria. En los municipios que conforman la Junta Electoral de Zona de Santa María de Guía se han abierto un total de 118 mesas electorales, con 61.216 electores llamados a las urnas.

Por municipios, Gáldar es el que mayor mesas electorales ha abierto y mayor número de votantes; 35 mesas y 19.905 electores; le sigue Santa María de Guía, con 21 mesas y 11.686 electores; Mogán, con también 21 mesas y 10.382 electores; La Aldea de San Nicolás, 15 mesas y 6.034 electores; Moya, 14 mesas y 6.625 electores; Agaete, 10 mesas y 4.584 electores y Artenara, con 2 mesas y 1.048 electores.

Según los datos proporcionados por el Ministerio del Interior, en la totalidad de Gran Canaria se han dispuesto 1.236 mesas electorales y tendrán derecho a voto 648.227 personas. De ése montante, Las Palmas de Gran Canaria cuenta con 547 mesas y 297.736 electores.

 Junta Electoral de Zona de Santa María de Guía

La Junta Electoral de Zona de Santa María de Guía comprende los municipios de Moya, Santa María de Guía, Gáldar, Agaete, La Aldea de San Nicolás y Mogán. Está compuesta por cinco vocales; tres, que serán jueces de Primera Instancia e Instrucción en éste caso, designados mediante sorteo por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y otros dos designados por la Junta Electoral Provincial de entre licenciados/graduados en Derecho, Ciencias Políticas y Sociología residentes en el partido judicial.

Además se cuenta con un secretario, coincidiendo éste figura con la del secretario del Juzgado de Primera Instancia correspondiente al partido judicial, si hubiese más de uno, como es el caso, el secretario del juzgado decano.

En el caso de la Junta Electoral de Zona de Santa María de Guía, la sede se corresponde con el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1, sito en la calle Lepanto, 2.


Ubicación de la Junta Electoral de Zona

#eleccionescatalanas en televisión

En la jornada de éste domingo 27 de Septiembre Cataluña acoge sus elecciones autonómicas, las mismas apuntan a marcar el devenir de la comunidad en los próximos cuatro años, dando un giro independentista o de unidad nacional. Las diferentes televisiones de ámbito nacional han preparado diversos programas especiales para seguir el escrutinio al minuto, desgranándose los mismos a continuación.

Televisión Española emitirá en ‘La 1’ desde las 18:45 y hasta las 20:00h el programa especial “Noche electoral en Cataluña 2015”, tras finalizar el Telediario Fin de Semana 2, a las 21:00h, el programa dedicado a las elecciones catalanas continuará hasta las 22:45h con María Casado y Sergio Martín.

Antena 3 dará inicio a la noche electoral a las 20:00h, con el “Especial Informativo 27S” que concluirá a las 23:00 horas.

En Cuatro, a las 20:20 dará inicio el “Especial Elecciones: Cataluña, ¿Y ahora qué?” espacio conducido por Javier Ruiz (Las Mañanas Cuatro) hasta las 22:05

La Sexta acogerá un programa especial de “Al Rojo Vivo”, presentado por Antonio García Ferrera entre las 19:00 y las 23:30h.

*Horario Islas Canarias

Y pasaron las elecciones

Hace unas semanas publicaba éste artículo  en donde trataba un tema que sin género de duda estaba en boca de todos. Las inminentes elecciones municipales y autonómicas que éste país iba a vivir se las prometían intensas e incluso, decisivas, para el sistema político que imperaba hasta el momento. Efectivamente fue así.

Nada más finalizar el plazo para ejercicio el sufragio activo las encuestas a pie de urna pronosticaban un inaudito cambio de paradigma en todas las instituciones cuyos representantes serían renovados. Algunos lo tildan de crisis de los partidos tradicionales, fundamentando tan catastrófica argumentación en la irrupción de nuevas formaciones políticas, las cuales es cierto que han sabido canalizar el descontento social hacia un aluvión de votos en su favor, haciendo así que obtengan representación institucional, y no en cualquier grado sino que ha sido en los más altos, apuntando en muchos casos a la dirección de éstos órganos. No obstante, y bajo mi punto de vista esto tiene una denominación clara, exacta y sencilla, democracia.

En ningún caso quiero insinuar que no la hubiese, por supuesto que la había, pero hay que matizar que ésta se mostraba a través de mayorías absolutas y otros elementos tan democráticos como injustos. Es por ello que en estas elecciones, es de considerar que se haya dado un paso más en el sistema democrático y representativo en el que se encuentra inmersa, afortunadamente, España. Un avance hacia una nueva y más amplia forma de representación ciudadana en las instituciones de gobierno. Pueden llamarle pactos, tripartitos, cuatripartitos o como deseen en función de los actores del mismo, pero no hay que centrarse en la apariencia sino en el fondo de la cuestión. Un fondo que nos remite a las llamadas políticas de consenso, es decir, políticas llevas a cabo con la aprobación de varios personajes y ese matiz, pequeño pero a su vez importante para el futuro, es el que destaca de éstos pasados comicios.

Nuestro sistema actual se basa en la representación, en la toma de decisiones por unos ciudadanos específicos, llamados representantes (por simple que parezca el detalle, hay que citarlo) basándose en el criterio y la voluntad de la ciudadanía, pero, ¿Cómo es posible que decidan por todos aquellos que han sido elegidos sólo por una parte de la población? Aquí es donde se muestra la magnificencia de éstas pasadas elecciones, las mismas han posibilitado en una cantidad razonable de municipios, cabildos, consejos baleares o parlamentos que todos estemos realmente representados, ello a través de gobiernos conjuntos entre diversas formaciones con ideas en algunos casos muy parecida o en otras algo distantes, pero, no obstante (y sin ánimo alguno de elaborar un pareado con distante y obstante) el detalle con el que debemos quedarnos es que a partir de ahora, y al menos durante los próximos cuatro años, la ciudadanía estaría algo más representada. No es menos cierto que aún es posible y además, necesario, alcanzar un mayor espectro de representación de la ciudadanía, sin que en un lugar determinado se ejerzan políticas progresistas y en otros, conservadoras.

Una vez superado el medio millar de palabras en ésta argumentación en pro, sin lugar a dudas, de la democracia debo concluir remitiendo al comentario que citaba en las primeras líneas y que elaboré hace unas semanas, es necesario el voto útil. Con ésta denominación pretendo referir aquél que nos lleva a depositar en las urnas una papeleta del partido cuyo ideario se adapta a nuestros pensamientos e ideas dejando al margen cuestiones como ese partido no va a salir u otras de índole similar, que, es posible afirmar que al menos en estas pasadas elecciones se han dejado al margen, y a la vista están los resultados.