Tejeda, sin ambulancia

Tiene 103 km2 de extensión. Es más grande que Telde e incluso que Las Palmas de Gran Canaria pero se encuentra en la cumbre grancanaria y eso parece ser motivo para despreciarlo.

Me refiero al municipio de Tejeda, el cual ha visto como el Gobierno de Canarias, y concretamente Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC) les ha privado de la única ambulancia que tenía la localidad, en concierto con la Cruz Roja. A partir de ahora, Artenara y Tejeda tendrán que compartir una única ambulancia de soporte vital básico.

Según el responsable de GSC, en declaraciones en la Cadena Ser, se ha producido un redimensionamiento del servicio y las condiciones de acceso al servicio van a ser las mismas. No hace falta ser experto en ninguna materia de la rama de la seguridad y emergencias para darse cuenta de que eso no es así. 

Es algo evidente que el hecho de que una ambulancia asuma los servicios de dos municipios, que bien es cierto que no son de importancia en cuanto a población, ya que entre ambos apenas suman 4.000 habitantes pero si en su fragmentación territorial. Si por algo se caracteriza la cumbre de nuestra isla es por su carácter accidentado, lo cual implica la necesaria fragmentación de los municipios de la zona en pequeños núcleos poblacionales, en muchas ocasiones distantes de los cascos urbanos. Imaginen esa dificultad aplicada a la asistencia de una ambulancia, que parte desde Artenara y tiene que acudir hasta el lugar más recóndito de la geografía de Tejeda.

A ello, súmenle el hecho de que en éstos lugares hay una mayoría de población con una cierta edad – por el sencillo hecho de que muchos habitantes en edad laboral han tenido que emigrar a otras zonas en busca de un puesto de trabajo que no encuentran en su lugar de residencia – con las complicaciones y patologías que ello conlleva.

Súmenle además, el reciente reconocimiento a Tejeda como uno de los pueblos más bonitos de España, lo cual no hará más que atraer a turistas – los cuales ya visitaban el municipio, también es cierto -. ¿De que forma atraemos turistas a zonas rurales si no les podemos garantizar un servicio de atención sanitaria adecuado a la premura que una situación de urgencia requiere? Porque, queridos lectores – y continuando con los testimonios aportados en la Cadena Ser – en el caso de que un menor sufra una fractura de fémur, aún considerando la gravedad que ello supone, hay otras patologías en las que una atención inmediata no sólo es necesaria sino que también decisiva para salvar la vida del paciente o lamentar su fallecimiento.

Y todo ello poniéndonos en el mejor de los casos, que la ambulancia con base en Artenara no esté realizando un servicio mientras se reclama otro, ya que entonces, el tiempo de espera se demoraría hasta límites inaceptables, tanto si debe venir una ambulancia desde otro municipio como si se debe esperar a que la mencionada termine su servicio (de encontrarse realizando un traslado hasta Las Palmas de Gran Canaria, desde y hasta Tejeda o Artenara es una hora de carretera, dos ida y vuelta).

No crean que ésta es una situación aislada, ya en La Aldea de San Nicolás tienen el mismo problema cuando hay que trasladar a un paciente desde el municipio hasta Las Palmas de Gran Canaria y es que, al no disponer de ambulancia medicalizada, tiene que ser el facultativo del Punto de Atención Continuada quien acompañe al paciente hasta Agaete, donde espera la ambulancia medicalizada, para posteriormente volver a La Aldea. Varias horas sin médico en una población de casi 10.000 habitantes, pero que como los de Tejeda o Artenara han cometido un grave error, no vivir en la ciudad.

Por es así – de mal – como se planifican las cosas cuando se hacen desde Las Palmas de Gran Canaria o Santa Cruz de Tenerife, sin pisar el terreno y saber las peculiaridades de cada zona. Cuando se hacen teniendo en cuenta el coste económico y no humano. Decía, en su entrevista el responsable de GSC que aunque no se vea una ambulancia en la puerta de la casa, no significa que no esté. Señor Rodriguez Neiza, lo importante no es que la ambulancia llegue, sino que lo haga a tiempo.

Señor Clavijo, ¿Por qué no destinar una ínfima parte (200.000€) de los millones de euros que el ejecutivo que preside va a recibir del IGTE a sufragar el mantenimiento de una ambulancia en Tejeda? 

Anuncios

Un motorista resulta herido de carácter menos grave en un accidente en la GC-200

Javier Cruz.  Villa de Agaete – 27 de Septiembre. 

En la tarde de ayer sábado, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (1-1-2) del Gobierno de Canarias recibió una llamada que alertaba del accidente entre un vehículo y un motorista en el kilómetro 8 de la GC-200, que une Agaete y el Puerto de Mogán, teniendo lugar el suceso en el término municipal de Agaete.

El 1-1-2 activó entonces una ambulancia de soporte vital básico y otra medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC), además dar aviso a la Guardia Civil y a la Policía Local, encargándose éste último cuerpo de trasladar al lugar del siniestro al médico y el enfermero de guardia en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Agaete.

Tras ser asistido por el personal facultativo, el herido, un varón del que no se especifica su edad, fue trasladado de urgencia hasta el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín con politraumatismos de carácter menos grave.

Los efectivos del instituto armado, según informa el 1-1-2 en su web, se encargaron de realizar el correspondiente atestado. Los ocupantes del vehículo implicado resultaron completamente ilesos.